Otras Imágenes Sagradas


Las Imágenes Sagradas Titulares, en las que se centra la devoción de nuestra Hermandad, son el Santísimo Cristo de la Expiración, Nuestra Madre y Señora del Valle Coronada y San Juan Evangelista, de talla la primera y de vestir las otras dos, sin olvidar a San Pedro González Telmo, que era titular de la primitiva Cofradía gremial de barqueros y da nombre a la ermita.

Por ello nos ocuparemos aquí de las Otras Imágenes Sagradas que en la historia de la Hermandad aparecen siendo objeto de culto y devoción.

Desde muy temprano aparece la devoción de la hermandad por las Benditas Ánimas, a cuyo sufragio se le dedica un altar, que estaba ya realizado por lo menos en el último cuarto del siglo XVII, en una pintura que aún se conserva sobre las Ánimas Benditas del Purgatorio. A comienzos del año 1715 se funda en el altar de Ánimas de la capilla de San Telmo una Hermandad de Ánimas con el título de “Rosario de las Benditas Ánimas”.

En cuanto a Imágenes existentes en la Hermandad, en el inventario del año 1829 de la Capilla de San Telmo se cita textualmente:
“Tres imágenes de Nuestra Señora del Valle. Una en su altar, otra en el altar mayor y otra en el almacen sin vestir. Dos imágenes de San Juan, una en el altar mayor y otra en el de la Virgen. La efigie del Señor de la Expiracion en el altar mayor” .
Además, en el primer tercio del s.XVII tambien había dos Cristos en la hermandad, y se les distinguía llamando a uno de ellos “el Cristo grande”.

En el altar de la Virgen, estaba la imagen titular del Valle, con su corona de plata, y la de San Juan, igualmente con su diadema de plata. En el altar mayor se veneraba al Santísimo Cristo de la Expiración en su urna o paso, y a ambos lados, las imágenes de la Santísima Virgen y San Juan, con coronas o diademas de lata, todas ellas de talla, componiendo un Calvario. Actualmente, en el Sagrario, se encuentra un Calvario compuesto por tres imágenes de talla, que aparentemente son las anteriores de la Santísima Virgen y San Juan, junto con el segundo crucificado que existía también en la Hermandad o “Cristo pequeño”.

Resulta curiosa la existencia de tres imágenes bajo la misma advocación del Valle, seguramente estando entre ellas la que apareció emparedada en una hornacina de la Ermita, que actualmente se le llama “Virgen del Buen Aire”

En la ermita también encontramos el Altar de San José, está situado en la pared izquierda, según se entra en la ermita desde la calle. Es un retablo de madera pintada, de estilo barroco, y algunos remates dorados. La imagen de San José, se trata de una escultura jesuítica, de talla realizada en madera policromada, de estilo barroco, con un tamaño menor que el natural, que llegó a la Ermita hacia mitad del s.XX.

(Selecciona el enlace inferior para acceder a cada Imagen titular)

Ánimas Benditas

Virgen del Buen Aire

Calvario

San José