Escudo


Esta cofradía, de probada antigüedad y con claros principios gremiales, forma el escudo con un conjunto de de elementos que condensan siglos de historia y acontecimientos.

Esta cofradía, de probada antigüedad y con claros principios gremiales, forma el escudo con un conjunto de de elementos que condensan siglos de historia y acontecimientos.

En su parte central, un barco, donde se sitúan tres cruces en cubierta, siendo la del centro más alta, muestra original de su vinculación con el gremio de los barqueros.

En la parte superior, sobre dicha cruz central y superando todo el conjunto, destaca el Emblema Pontificio, formado por una tiara que tiene de fondo dos llaves, representando el título de “Pontificia” que ostenta la Hermandad. Es propio del Emblema del Sumo Pontífice, las dos llaves cruzadas (al estilo de la Cruz de San Andrés), símbolo del poder dado por Cristo a San Pedro, apareciendo junto a una tiara de plata con tres coronas de oro, que representa los tres poderes del Sumo Pontífice: orden sagrado, jurisdicción y magisterio.

En la parte inferior, debajo de la quilla del barco, la Corona Real rodeada del Toisón de Oro, representando el título de “Real” recibido por la Hermandad. Dicha Corona consiste en un círculo de oro, enriquecido de piedras preciosas, realzado de ocho florones, interpolados con ocho pequeñas puntas adornadas; cerrada por arriba con ocho diademas de oro cargadas de perlas, unidas en el centro superior, y cimadas de un globo, centrado y cruzado de una cruz lisa de oro. Circundando la corona aparece el Toisón de oro, que está formado por una cadena de oro del que pende un cordero o vellocino también de oro, el cual fue símbolo de los caballeros de la orden de caballería del mismo nombre, que nació para defender a la religión católica, pero que a través de la historia a pasado exclusivamente a la Casa Real Española, siendo signo del carácter real de la corporación, al igual que la Corona Real.

Por último, cerrando el conjunto, se desprende la ínfula de la tiara papal a modo de una filacteria, una cinta a modo de orla, que se entrelaza entre sí, conteniendo el título oficial de la Hermandad.