Origen


De Cofradía Gremial a Hermandad de Penitencia


Grabado de la Ciudad de Jerez de Braun Hogenberg, “Civitates Orbis Terrarum” (1575).

ÉPOCA MEDIEVAL EN JEREZ DE LA FRONTERA (s.XIV)


Los años posteriores a la reconquista de 1264 de Jerez, por el rey Alfonso X, la población musulmana fue sistemáticamente expulsada, procediéndose de inmediato a su repoblación con cristianos de los territorios ocupados. Iniciadas las conversaciones de rendición, se dejó salir de Jerez a los moros, pasando la villa a manos castellanas, el día 9 de octubre de 1264, fiesta de San Dionisio. Según la tradición, la ciudad se incorporó a los dominios cristianos “en Frontera”; de ahí su denominación.

Según el Libro del Repartimiento, en Jerez se asentaron 1.711 repobladores cristianos, 90 judíos y 7 mudéjares. Otro rasgo de la sociedad era la existencia, junto a una mayoría dominante de cristianos, de minorías religioso- étnicas de judíos y musulmanes.

La ciudad se dividió en diferentes distritos o collaciones correspondientes a las seis parroquias que se crearon: una dedicada a El Salvador, otra al patrono de la ciudad, San Dionisio, y las cuatro restantes dedicadas a los Evangelistas: San Mateo, San Lucas, San Marcos y San Juan.

Después de la Batalla del Salado en 1340 se produjo un alejamiento de la frontera. La seguridad que ello trajo consigo supuso una explotación del agro jerezano y un considerable crecimiento urbano en extramuros, en torno a los arrabales de San Miguel y Santiago. En ellos se hace patente el auge económico que supuso la inserción del reino de Castilla en los circuitos de comercio internacional Atlántico, con el asentamiento de comerciantes genoveses, franceses, ingleses y flamencos.

El contexto histórico de esta época en la ciudad de Jerez de la Frontera, fue de total esplendor, estando plenamente incorporada por su posición geográfica entre Sevilla y Cádiz, al territorio andaluz, y era una ciudad medieval, perfectamente amurallada, con una población principalmente campesina, bien dotada de nobles (las casas-palacio son buena muestra de ello) y eclesiásticos, con una importante ganadería y una relevante elaboración de vinos.

Grabado de la Ermita de Guía, (1850).

COFRADÍA GREMIAL


Los orígenes de la Hermandad surgen a través de una Cofradía Gremial, que es aquella que aglutina a los miembros de un colectivo profesional y defiende sus intereses conjuntamente, con el desarrollo de una práctica piadosa común en torno a una determinada advocación, concretamente la Cofradía de Barqueros.

Como deberes principales asumía, como Hermandad o Cofradía Gremial:
– Obligación de auxiliar a las viudas y huérfanos de marinos del Gremio,
– Atender a familias perjudicadas,
– Proporcionar médicos y medicinas,
– Facilitar a los niños, maestros en las primeras letras,
– Adelantar préstamos a los marineros para sus barcas.
– En conclusión, era toda una obra de asistencia social.

– o –

COFRADÍA GREMIAL DE BARQUEROS


– Los barqueros fueron un activo gremio en aquella época.
– Se les llamaba también “hombres de la mar”.
– Iban desde el puerto del Portal hasta el Puerto de Sta. María o Cádiz.
– Eran útiles para la entrada y salida de mercancías en nuestra ciudad.

La Fundación de la Hermandad Gremial de San Telmo (barqueros), es a comienzos del siglo XV (año 1406).

Además, se tiene constancia que existían, en el s.XV (según Hipólito Sancho):
– Cofradía gremial de los canteros (San Antón, 1478)
– Cofradía de curtidores (San Bartolomé, 1488).

– o –

HERMANDAD DE PENITENCIA


Posteriormente, a causa de la llegada del Cristo a la Ermita, el día 10 de junio del año 1588, se funda una cofradía “no gremial” y de penitencia titulada de la “Virgen del Valle y la Santa Expiración”, evidentemente con el permiso de la Hermandad gremial.
– Aún habiendo una Cofradía (gremial), se funda otra Hermandad (penitencia)
– Era para dar cabida al barrio.
– En la Hermandad gremial de barqueros solo cabían barqueros.
– En una Hermandad devocional de Penitencia cabían todos los vecinos del barrio, indiferentemente de su profesión.
– Se tiene datos de coexistir ambas a la vez hasta siglos después.

– o –

NOMBRE DE LA ERMITA


Según escritos, la Cofradía de San Telmo tenia reglas propias, aprobadas por el Arzobispado (s.XV, 1406, que se tenga constancia), solo podían pertenecer los del gremio y radicaba en capilla propia, la Ermita de San Telmo. (Dato: En principio, se llamaba “Ermita de San Telmo”.)

Además, gracias a este texto de un Prior del S.XVI, que dice:
“…se han cumplido los cultos a la Virgen del Valle, alegando que son obligatorios porque la virgen es titular de la ermita”.

Deducimos entonces, que después, la ermita tenía como titulares a la Virgen del Valle y a San Telmo. (Dato: Posiblemente, se pasó a llamar “Ermita de la Virgen del Valle y San Telmo”.)

– o –