Oración a San Judas

SANTOS EN LA ERMITA DE SAN TELMO
SAN JUDAS TADEO
San Judas Tadeo es uno de los discípulos de Jesús de Nazaret, que formaba parte del grupo de «los doce» Apóstoles.
San Judas Tadeo es uno de los santos más populares, a causa de los numerosos favores celestiales que consigue a sus devotos que le rezan con fe. En Alemania, Italia, América y muchos sitios más, tiene numerosos devotos que consiguen por su intercesión admirables ayudas de Dios.
Santa Brígida cuenta en sus Revelaciones que Nuestro Señor le recomendó, que cuando deseara conseguir ciertos favores los pidiera por medio de San Judas Tadeo.
Judas es una palabra hebrea que significa: “alabanzas sean dadas a Dios”.
Tadeo quiere decir: “valiente para proclamar su fe”.
Hoy en día, la tradición católica lo venera como el Santo de las causas difíciles y desesperadas.
Igual que San Judas fue Siervo fiel de Cristo y su único objetivo fue entregarse al servicio de Jesús, nosotros queremos pedirle en estos momentos de aflicción y angustia que vive el mundo, que interceda ante Aquel que murió por nosotros, venerando desde esta Ermita de San Telmo Su Santa Expiración, como así mismo, que interceda ante la Madre de Dios, para que nos libre de este Valle de Lágrimas que estamos padeciendo, concediéndonos la Salud del mundo.

San Judas

 

ORACIÓN A SAN JUDAS
PATRÓN DE CAUSAS DIFÍCILES Y DESESPERADAS

¡Santo Apóstol, San Judas, fiel amigo de Jesús! Necesito tu intercesión ante Dios, Padre de toda bondad.

Ayúdame, te pido, a descubrir su voluntad sobre mi y saberla aceptar, como tú lo hiciste. Hazme sentir en el espíritu, la paz de la presencia de Dios para que pueda hacer frente, con la paz y la mansedumbre de Cristo, a todas las dificultades, necesidades y sufrimientos propios y ajenos. Permíteme que, ahora, pida tu ayuda:

( HAGA AQUÍ SU PETICIÓN )

Gracias, Glorioso San Judas, por tu intercesión. Haré lo posible para que todos; en la familia, en el trabajo, los amigos, y allí donde me encuentre, alaben, bendigan y den gracias al buen Dios. Por Jesucristo Nuestro Señor de la Expiración y Su Madre Santísima del Valle. Amén.
Rezar: (Padre Nuestro al Santísimo Cristo de la Expiración y Ave María a la Santísima Virgen del Valle.)